04.12.2019 - 17:46 hs.       se leyó 524 veces
El juez rechazó la apelación de Egger al fallo que ordena la reincorporación de los despedidos.
El juez en lo laboral Nº 4 de Concordia, Roberto Masara resolvió no conceder el recurso de apelación interpuesto por parte de la empresa Egger (Ex Masisa), que fuera demandada por trabajadores a los que debe reincorporar a sus puestos laborales. El magistrado rechazó la demanda por extemporánea y como consecuencia de lo decidido queda firme la sentencia dictada el 25 de noviembre pasado.
El juez rechazó la apelación de Egger al fallo que ordena la reincorporación de los despedidos.


Marcelo Fernández, uno de los empleados despedidos, mencionó esta mañana que está rechazado lo que ellos presentaron ayer. “A partir de ahora empiezan a correr las multas y ellos son los que tienen que dar el brazo a torcer y decir ‘bueno ingresan la semana que viene o dentro de un mes’”, indicó.


De la misma forma, mencionó que mientras más se demore la empresa en reincorporar a los cesanteados se les duplica la multa por cada trabajador. “Además de los sueldos caídos y el daño moral”, aclaró. “Ellos van a querer jugar con el desgaste, pero hablando con el abogado y viéndolo, es mucha plata lo que a ellos se le van en multas. Estamos hablando de millones. No sé hasta dónde van a aguantar ellos”, añadió.


No obstante, Fernández fue claro al respecto y remarcó que a las 10 familias “lo único que les importa es recuperar el puesto de trabajo”. “Pero a ellos no les importa esa parte. Así que vamos a ver hasta dónde están dispuestos a aguantar las multas”, sostuvo.


Por otra parte, descartó la posibilidad de presentarse nuevamente esta tarde en la empresa, tal como lo hicieron ayer. “Ya nos presentamos en la empresa y no nos dejaron ingresar, Cumplimos como dijo el juez de presentarnos a trabajar. Pero sino te dejan entrar…”, reflexionó.


“Ojalá que no se alargue tanto. Lo que esperamos las familias es que de una vez por todas nos llamen y nos digan ‘a partir de tal día empezamos a trabajar’”, sostuvo Fernández por último.