02.09.2017 - 11:50 hs.       se leyó 542 veces
Luego de que un efectivo viralizara imágenes.
Retirarán los celulares a policías que intervengan en escenas de delitos graves.
El jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, anunció el viernes que les serán retirados los teléfonos celulares a policías que intervengan en escenas de delitos graves. “Como nueva medida, cuando vayamos a hechos graves, se retirará el celular al personal porque es muy común que todos lo tengan y por el mal uso que hacen del aparato”, confirmó el comisario general.
 Retirarán los celulares a policías que intervengan en escenas de delitos graves.
Jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein.
El anuncio viene a colación de la noticia que confirmó que un suboficial de la Policía de Entre Ríos fue sancionado por tomar imágenes de una joven que se suicidó en Paraná y que su esposa subió a las redes sociales, donde lamentablemente, las imágenes se viralizaron rápidamente, generando malestar en la familia de la muchacha fallecida y las inmediatas actuaciones sumariales administrativas dentro de la institución policial.

Tras la sanción al policía que, ante el pedido de su esposa, registró con su celular el momento en el que fue hallado el cuerpo sin vida de Solange Beade, el jefe de la Policía de Entre Ríos, Gustavo Maslein, confirmó que, a partir de ahora y como nueva medida, “ante hechos graves” se retirarán los aparatos telefónicos a los policías que intervengan en la escena.

“La función de la Policía es preservar el lugar del hecho, quien tiene que tomar las medidas de lugar, pericias y fotos para que sean volcadas a la Fiscalía para su análisis. Cuando uno va a un hecho delictivo, nuestro trabajo es preservar que nadie toque nada, que no se contamine la escena del delito”, argumentó Maslein.

Y en relación a la actitud que tuvo un policía de 24 años, suboficial que vive en San Benito, el jefe policial remarcó: “Fue fuera de lugar lo que ha hecho y por supuesto que hay que tomar sanciones que faculta nuestra ley rectora”.

“Ahora, como nueva medida, cuando vayamos a hechos graves, se retirará el celular al personal porque es muy común que todos lo tengan y por el mal uso que hacen del aparato”, sentenció el comisario.

El hecho

El 24 de julio fue encontrada sin vida pendiendo de una soga atada a un árbol la joven de 18 años Solange Beade quien se encontraba desaparecida desde el lunes 23.

La autopsia determinó que se trató de una autodeterminación y de esa manera se despejaron las dudas.

A las pocas horas de la localización sin vida de la muchacha, en las redes sociales comenzó a viralizarse un video en el cuál se apreciaba claramente a la víctima sin vida.

Ante esto, el procurador General del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Jorge García, ordenó que se investigara con el fin de llegar a determinar al responsable.

Desde un primer momento se sospechó del personal policial que estaba de custodia.

Desde la Fiscalía se les hizo saber a las autoridades policiales que la difusión de ese video no constituía un delito, pero si se descubría que el autor era un policía, podría ser pasible de una sanción interna administrativa severa.

Por descarte se llegó a un par de sospechosos y ante la propia investigación, un policía de 24 años, suboficial que vive en San Benito, admitió haber sido la persona que sacó el celular de su bolsillo, y ante el pedido de su esposa, grabó a la víctima pendiendo de la soga.

Le envió el video a la mujer, y ésta a otra familiar. A los pocos minutos las imágenes estaban en las redes sociales.

Arresto

Según se conoció ayer, desde la Jefatura de Policía se inició la información sumaria con testimonios y pruebas directas que llevarán a determinar una sanción de entre 10 a 15 días de arresto administrativo al policía que grabó el video de la chica que se suicidó en Colonia Avellaneda.