Galería de fotos (1)
Galería de fotos - CN Central de Noticias - Edición digital
Presentan propuesta para instalar un biodigestor en el Campo El Abasto.
Galeria
 
Locales   esta noticia se leyó 466 veces
21-11-2013 | 10:05
Transformaría los residuos orgánicos en gas combustible.
Presentan propuesta para instalar un biodigestor en el Campo El Abasto.
El pasado jueves visito nuestra ciudad, el Dr. Alvaro Huguet quien tras reunirse con el Secretario de Salud, Dr. Mario Imaz y la Directora de Política Ambiental, Belén Esteves visitó la Planta de Tratamiento de residuos de nuestra ciudad. A partir de allí se analiza la posibilidad de instalación de un biodigestor anaeróbico que permita tratar los residuos orgánicos que lleguen a la planta.

Imprimir esta noticia
Ampliar fuente
Achicar fuente
Restaura letra

Su visita se da en el marco de las acciones que desde la Secretaria de Salud y Medio Ambiente se llevan a cabo con el objetivo de mejorar las condiciones tanto de la Planta de Tratamiento de Residuos como del Sitio de Disposición final de manera integral.

La idea es generar en dicho espacio todas las mejoras tecnológicas y las acciones tendientes al tratamiento de los residuos que permitan finalmente reducir el volumen de lo que se desecha en el lugar.

En este sentido, se analiza la posibilidad de instalación de un biodigestor anaerobico que permita tratar los residuos orgánicos que lleguen a la planta.

Alvaro Huguet, Doctor en ciencias químicas, diseñó una instalación sencilla capaz de transformar los residuos orgánicos en gas combustible que puede ser utilizado en diversos usos y lombricompuesto, abono orgánico por excelencia. Se trata de un biodigestor en el que, en un ambiente pobre en oxígeno, los restos de comida y poda de jardines se degradan de manera controlada y sin producir olores desagradables, creando en su descomposición gases ricos en metano que pueden utilizarse como combustible y un barro que sirve de alimento a lombrices rojas, del tipo californiano.

Huguet desarrolló un sistema casi horizontal, en uno de cuyos extremos introduce diariamente una tonelada de residuos orgánicos trozados, mezclados con una gran cantidad de agua. Luego de treinta y un días dentro del receptáculo, toda la materia orgánica se degrada, liberando gases que se recogen para su aprovechamiento como combustible. Al final del recorrido se recolecta media tonelada diaria de un barro útil para alimentar lombrices. El agua que se utiliza en el proceso se destina para el cultivo por hidroponía (la técnica de crecimiento de plantas sin tierra, alimentadas a través del agua que las riega). Las lombrices hacen el resto de la tarea: transforman el barro en un abono orgánico de excelencia. Huguet señala que los tiempos que usa son los mínimos necesarios para degradar un material que no es homogéneo. De hecho, en los desechos de las cocinas, se mezclan carnes y vegetales, huesos y tallos gruesos. Más allá de esto, el método sirve para cualquier tipo de residuo orgánico.

Las ventajas de la digestión anaeróbica de los residuos orgánicos es que aporta soluciones a los problemas de contaminación, pestilencias y depósito final de los desechos, proporcionando asimismo un elemento como el gas metano, óptimo recurso energético y calorífico pasible de ser usado en la planta de tratamiento.

Por su parte, la Dra. Esteves, directora de Política Ambiental señalo que "el Municipio de Concordia está especialmente abocado al tratamiento y gestión adecuada de residuos, pero también a la promoción de generación de energías renovables, y mencionó que los beneficios de este tipo de tecnología son múltiples, por un lado la biodigestión que permite procesar los residuos domiciliarios mitigando el impacto ambiental y por otro, un beneficio de abastecimiento energético diversificando la matriz energética a partir del tratamiento especial de residuos"